Avisar de contenido inadecuado

Democracia y medios de comunicación social en bolivia

{
}

Definición de Democracia

La democracia es una de las instituciones que más se protege en nuestra actualidad. Pero, para una mejor comprensión, empezaremos con la etimología de la palabra democracia, proviene de las voces griegas: demos que significa pueblo, y kratos que significa fuerza o autoridad[1].

En la Grecia antigua ya se hablaba de democracia y es así que Aristóteles dice: "La libertad es el principio de la democracia... El fundamento de todo el derecho político en la democracia es la igualdad...En sentido democrático cuenta el número. En consecuencia, la multitud debe ser soberana y las decisiones de la mayoría deben ser ley definitiva, la justicia absoluta"[2]. Para Aristóteles la democracia es una de las formas de gobierno puras[3], en la cual, el pueblo ejerce el poder.

En la actualidad, no existe una definición clara de democracia. Por ejemplo "Los clásicos del marxismo señalan que la democracia formal representativa no es más que una forma de gobierno de la burguesía, siendo un lujo de los países ricos. Desde Marx se sostiene la tesis de que ‘la mejor democracia es siempre una dictadura de la burguesía'"[4].

Para los liberales la democracia es "la que trata de resolver la oposición entre el poder y la libertad, mediante diversos procedimientos diversos de conciliación y de equilibrio, como los que se basan en el reconocimiento de derechos individuales oponibles al Estado... en tal forma que se haga posible la limitación política del poder, lo que equivale al principio constitucional de separación de poderes..."[5] y a la independencia de cada uno de estos poderes.

Por otro lado, Juan Carlos Corzón dice que la democracia "es la forma de gobierno en que el pueblo ejerce la soberanía y el poder político a través de sus representantes elegidos"[6]. Walter Guevara Arze, explica, en el "Manifiesto a los campesinos de Ayopaya", de 1946, que democracia es "el gobierno del pueblo por el pueblo y para el pueblo, adquiere contenido y razón de ser por la igualdad de oportunidades que ofrece a todos, porque hace posible el bienestar creciente de un número cada vez mayor de hombres y mujeres...".

Pero, en el presente trabajo, desarrollamos con base al concepto del padre Luis Espinal Camps, que explica: "Una democracia real es el poder del pueblo; y este poder no se puede limitar desde fuera del pueblo mismo, porque en este caso el pueblo ya no tendría poder, si no que simplemente se convierte en súbdito"[7]. Porque, la democracia sin la participación de la población no es una verdadera democracia.

ÚLTIMO RESPIRO DE LOS GOBIERNOS MILITARES

Después, de las elecciones que hubo en los años de 1978, en la que las elecciones se anulan por el fraude cometido no hubo un ganador. En ese plebiscito participa la Unidad Democrática Popular (UDP), alianza conformada por el MNRI y el partido comunista, quien ganaría las elecciones a pesar del fraude. En la elección de 1979, "la UDP al polarizar a su favor el antimilitarismo pudo imponerse efectivamente por el estrecho margen de 1.502 votos a su favor"[8] .

Luis García Meza toma el gobierno en julio de 1980, además ordena que se destruya todos los documentos de las elecciones en especial el de los cómputos antes de que se diera a conocer los resultados finales del plebiscito.
Apenas se consumó el golpe de Estado de García Meza, en la Central Obrera Boliviana en conferencia de prensa da a conocer la resistencia pacífica al golpe militar. Es así que "el 17 de julio de 1980 se activó el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), teniendo como consecuencia la supresión de esta organización por medio de una incursión violenta a la sede de la Central Obrera Boliviana, a cargo de un grupo de paramilitares, los cuales apresaron a varios dirigentes políticos y dieron muerte a Carlos Flores (dirigente minero) y a Marcelo Quiroga Santa Cruz; la orden de la ejecución fue dictada por García meza y Luis Arce Gómez, entonces ministro del Interior".[9]

Respecto a los campesinos, el golpe militar de García Meza, fue igual de brutal como el de Banzer, varios dirigentes fueron perseguidos unos torturados y otros asesinados. Pero este golpe militar trajo algo muy importante consigo "La resistencia a este golpe estimuló un mayor reencuentro entre mineros y campesinos. Así el sector minero del Siglo XX, el último foco de resistencia al golpe contó con un sólido apoyo del campesinado incluso desde lugares distantes... Como consecuencia de la represión generalizada a los sectores populares, el cargo máximo de la COB dentro de Bolivia quedó en manos de un dirigente campesino -Genaro Flores- pues otros estaban presos o exiliados. Era la primera vez que lo detentaba un campesino. Poco después él mismo era detenido, baleado hasta quedar paralítico y -gracias a la presión internacional- lograba salvarse en el exilio"[10].

En el gobierno de García Meza campeaba la corrupción y, además, el vínculo que tenía con el narcotráfico para poder generar ingresos económicos, es por eso que se conoce a Luis Arce Gómez como el Ministro del narcotráfico. Una de sus grandes dificultades fue la inoperancia del gobierno. Lo que posteriormente a su caída genera gobiernos de corto periodo.

García Mesa es derrocado por el triunvirato de Celso Torrelio, Waldo Bernal y Oscar Pammo, posteriormente tomaría el mando del gobierno Celso Torrelio, por último, en la etapa militar fue Guido Vildoso, quien decide entregar la presidencia al Congreso Nacional elegido en 1980, quienes posesionan como nuevo presidente al ganador de esas elecciones, Hernán Siles Zuazo. Con esto concluye la etapa de los gobierno militares y se ingresa al periodo más largo de la historia de la democracia nacional que dura hasta el día de hoy.

La Democracia en Bolivia

Bolivia vuelve a la vida democrática, el 10 de octubre de 1982. Porque, "el agotamiento del sistema castrense fue completo y ello suponía la necesidad de transferir el gobierno a un sistema civil y en lo posible a un régimen constitucional...El pueblo y los partidos querían gobierno civil y vida democrática"[11]

Tomaremos como punto de análisis, del periodo democrático, con base en la división que realiza María Teresa Zegada:

La democracia con participación, esta etapa se desarrolla entre 1982 y 1985, se reconoce en este periodo que el gobierno emplea el discurso de la defensa intransigente del proceso democrático ante la posibilidad de un retorno a la dictadura.

Por otro lado, se encontraba acorralada por la crisis económica que campeaba en el país y en el ámbito político la Unión Democrática Popular (UDP) no contaba con respaldo en el Congreso Nacional. Además "a eso se sumó la intransigente posición de la COB liderada por Juan Lechín, que dispuso una ‘toma' de la sede de gobierno por miles de mineros que complicaron aún más la tensa situación"[12], la cual, determinó en el adelanto de las elecciones generales.

Gobernabilidad versus construcción ciudadana. La segunda etapa es de 1985 al 2000,en este periodo, se busca crear instituciones antes ausentes o deficitarios. La democracia en el ámbito social "implicó la libertad de expresión, la vigencia de los derechos fundamentales, la emergencia de nuevos actores -como los pueblos indígenas...- Es evidente que en muchos casos fue la presión de la sociedad la que determinó estos cambios, por ejemplo, las sucesivas modificaciones a la ley electoral para garantizar a la transparencia de los procesos electorales o las reformas a la Cosntitución de 1994"[13].

Los partidos políticos que alternan en el poder (MNR, ADN, MIR, UCS) restringen la participación de la población, sólo a los procesos de elección de sus representantes, sin tomar en cuenta la mediación y representación de los intereses de la población. Sumado a esto que los gobiernos fueron ineficientes y sólo favorecían a intereses particulares, campeando de gran manera la corrupción, el prebendalismo.

Crisis e Inflexión.

Esta etapa se da a partir del año 2000. En la cual, "El Estado no funciona como una síntesis social, sino como sobreposición política. Hay bloques sociales, comportamientos sociales, esquemas organizativos, prácticas económicas y políticas, sistema de valores y símbolos colectivos que no participan de la convocatoria estatal ni de sus instrumentos de organización de la elaboración de la vida en común, del sentido general que emana del Estado, dando lugar al mayor desencuentro secular entre sociedad y Estado"[14].

Por tal situación, las presiones sociales de diferentes sectores de la población son las armas que resquebrajan las "barreras del sistema institucional" y se logra desplazar a los actores que habían hegemonizado el poder desde 1985. La incursión de partidos políticos alternativos, primero en el parlamento, con el Movimiento al Socialismo (MAS) y el Movimiento Indígena Pachacuti (MIP).

Abril del 2000, la Guerra del Agua, marca el principio del fin del modelo neoliberal. Posterior a ese hecho, en septiembre del mismo año, los campesinos realizan un cerco a la ciudad de La Paz. De ahí para adelante una serie de conflictos atravesó el país. Como los de "Febrero Rojo" y "Octubre Negro", de 2003, que culminó con la renuncia a la presidencia de Gonzalo Sánchez de Lozada.

"Dicha crisis ha tocado los sustratos profundos de la relación Estado-sociedad y en su momento puso en riesgo la estabilidad y regularidad del sistema. Así el nivel de conflictividad, que alcanzó su punto más alto durante el gobierno de Mesa... derivó, en un lapso de sólo dos años, en el derrocamiento de dos presidentes de la República y el adelanto de elecciones generales"[15].

Se llega a las elecciones de 2005, la democracia, en lo referido a los partidos políticos "había transitado desde un sistema multipartidista moderado (1982-1985), hacia un sistema multipartidista ideológicamente polarizado, en 2002, para luego... en 2005 derivar en un sistema de partido hegemónico o unipartidismo pluralista"[16].

La Democracia y los Medios de Comunicación Social

En el ámbito de los medios de comunicación social, se puede decir, que "La comunicación... no pude estudiarse desvinculada de los problemas de dirección social, vale decir, de las relaciones de poder que se dan en el seno de la sociedad...Mientras luchan clase contra clase en cada lugar donde hay explotación, las comunicaciones no pueden sino reflejar esa realidad, sirviendo como instrumento a las fuerzas en pugna"[17].

Los medios de comunicación, con base en el concepto de Camilo Taufic, se puede decir que los medios de comunicación social de la época de la dictadura "pasaron del ejercicio del contrapoder a la expresión plena del poder por encima incluso de los poderes institucionales"[18], en la época de la democracia.

Desde la instauración de la democracia hasta el año 2000, muchos de los medios de comunicación social, en especial, las empresas grandes, tienden al uso del "segundo nivel de la agenda-setting", la cual significa que "así como hay temas más relevantes, también hay ‘atributos con mayor jerarquía'. Cuando los medios de difusión describen un acontecimiento ‘dan más importancia a ciertos atributos que a otros o mencionan algunos con más o menos frecuencia'... en la transmisión de esos atributos ‘con jerarquía' desde los medios de comunicación hacia la agenda pública. ‘Las implicancias de este segundo nivel se revelan en la posibilidad de que los medios no sólo determinen sobre qué pensar, sino también qué y cómo pensar sobre algo'"[19].

Por lo cual, muchos años la población fue dirigida desde los medios de comunicación sin jugar el rol social que tiene como fin un medio de comunicación. Sin tomar en cuenta las necesidades que tenía la población, siempre actuando en favor de los detentores de los medios de comunicación, anteponiendo la libertad de empresa sobre la libertad de prensa. Con excepción de algunos medios de comunicación pequeños.

Olvidando lo que decía Luis Espinal "El periodista, ante todo ha de ser los ojos y los oídos del pueblo. Él investiga y comunica al pueblo las informaciones que éste necesita para la vida democrática, para ser soberano; ya que en una democracia real se gobierna en nombre del pueblo, y lógicamente ante los ojos del pueblo"[20].

La situación conflictiva hace que los medios empiecen a cambiar a partir del año 2000. Por lo cual, hasta el año 2005, existen tres formas de reflejar la información en los momentos de conflicto.

Los medios de comunicación de tendencia neoliberal tienden a manipular la información, respaldar al gobierno y tratan de desviar la atención del lector, del televidente o, ya sea en su caso, del oyente con otros sucesos que no tienen nada que ver con los sucesos que pasan. El segundo tipo de medios son los que tratan de informar a la población de manera objetiva, con posiciones neutrales, frente a los hechos. El tercer tipo de medios de comunicación, son los que respaldan o se identifican con los movimientos sociales, los cuales son considerados como contestatarios[21].

En ese quinquenio, los medios que pertenecen a los dos últimos grupos eran los que más peligro corrían. Y esto era confirmado con la declaración del, en ese entonces, Comandante de las Fuerzas Armadas, Jorge Zabala, "varias radios fueron silenciadas, las que estaban llamando a la rebelión, tratando de incitar a la confrontación entre hermanos lo que no es permitido en un estado de excepción".

Por otro lado, Miguel Pinto afirma que el gobierno presionaba a algunos dueños de medios con base en diferentes mecanismos[22].
1. Mediante la arbitraria distribución de propaganda estatal a los medios, el gobierno presionó a los gerentes de varias redes de comunicación a censurar e incluso a despedir a los periodistas.
2. El cobro de cuentas pendientes (deudas tributarias, bancarias, a la caja de salud y otros) fue también utilizado por algunos jerarcas para subalternar la actividad periodística de varios medios.
3. Luego de hacer "escudriñar" policiacamente los obscuros negocios de algunos propietarios de medios de difusión, algunos Ministros los "chantajearon" con los resultados de la investigación, obligándolos a delinear sus medios de comunicación a una agenda pública progubernamental.
4. A través de "consultorías" de comunicación, que algunos periodistas realizan con el Estado, el gobierno controló sutilmente a algunos medios. De ahí para adelante, los consultores se convierten en instrumentos dóciles del poder y cumplen el papel de censores dentro los medios donde trabajan.
5. La amenaza y violencia contra los periodistas es otro mecanismo estatal de presión. Estos cinco puntos mencionados fueron aplicados tanto en los acontecimientos suscitados en Cochabamba, el año 2000, en la población "logra el aislamiento de la opinión pública urbana frente a los principales movimientos de protesta social...(y también) la dicotomía rural-urbana acelera la identificación de diferencias ‘étnico-culturales'"[23].

En La Paz, el año 2003, "este año será recordado por las críticas de un gremio que se siente cada vez más vulnerable ante la fuerza de los partidos y de los factores del poder económico"[24].
Desde que accede a la presidencia Evo Morales, los medios de comunicación muestran una clara línea política, ya sea a favor del gobierno o como oposición a éste, y los ejemplos más concretos son el canal estatal (Tvb) y la red Unitel.

CONCLUSIONES

 

Al iniciar este análisis de los medios de comunicación social, planteábamos que no se la puede estudiar desvinculada de los problemas sociales, por lo cual, como vimos va cambiando según va transformándose la realidad social.

Los medios de comunicación social, como dice, este el último termino, "social", pues, deben basarse en buscar reflejar la superioridad de los intereses colectivos sobre los particulares.

De esto depende que la población pueda tomar decisiones acertadas respecto a los diferentes temas de interés social. Cómo dice Stuart Mill, "vetar una opinión es como robar una parte de la realidad a la sociedad para evitar que llegue a la verdad". En este aspecto, el afectado sobre este problema es la sociedad en su conjunto, es individualmente el ciudadano, porque a través de los medios de información sólo conocerá una parte de la realidad, lo que entorpecerá sus juicios y por ende sus decisiones serán equivocadas en la participación que le garantiza la democracia.

-----------------------------
[1] OSORIO, Manuel, "Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales", 26a ed., coor. y aum., s.l., Ed. Heliasta, s.f., pág.304
[2] ARISTÓTELES, "La Política", s.l., Ed.Colicheuque, s.f., Pág. 63
[3] Para Aristóteles existen tres formas de gobiernos, que él las llama, puras, las cuales son: la Monarquía, cuando gobierna uno solo; la Aristocracia, donde una minoría de virtuosos gobierna y, por último, la Democracia. De igual manera, existen tres tipos de gobierno que son degeneraciones -según Aristóteles- de los gobiernos puros los cuales son la tiranía, la cual es una monarquía degenerada; la Oligarquía donde la minoría dirige con base en su poder económico; la Demagogia, que tiene en cuenta sólo los intereses de los pobres.
[4] CARRACASCO, Jaldín Ronald, "Apuntes críticos sobre comunicación", 1a ed., Bolivia, Ed. Yachaywasi, 2007, pág. 84.
[5] Op. Cit. Osorio, pág. 305.
[6] CORZÓN, Juan Carlos, "Nueva Constitución Política del Estado", Bolivia, Ed. Watal, 2008, pág.247.
[7] ESPINAL, Camps Luis, "Callar es lo mismo que mentir", 2a ed., Bolivia, Imp. Creart Impresores, 2005, pág. IX.
[8] BEDREGAL, Gutierrez Guillermo, "Dialéctica de la hiperinflación en Bolivia", 1987, La Paz, Ed. Urquizo S.A. Pág. 22.
[9] LA RAZÓN, "100 Personajes de la república", 2006, La Paz Ed. Comunicaciones El País S.A. Pág. 149.
[10] ALBO Xavier, BARNADAS Josep M. , "La cara india y campesina de Bolivia" Unitas/CIPCA Pág. 269.

[11] Op. Cit. Bedregal, Págs. 25,27.
[12] LA RAZÓN, "100 Personajes de la República",La Paz-Bolivia, Imp. Comunicaciones El País S.A., 2006, pág.129
[13] VICEPRESIDENCIA de la República de Bolivia, "Bolivia 25 años construyendo la Democracia", Bolivia, Ed. MAVA Poducciones Gráficas, 2008, págs. 30,31
[14] GARCIA, Linera, Álvaro, et. al., "Democratizaciones Plebeyas", La Paz-Bolivia, Ed. Muela del Diablo, 2002, pág. 166.
[15] VICEPRESIDENCIA de la República de Bolivia, "Bolivia 25 años construyendo la Democracia", Bolivia, Ed. MAVA Poducciones Gráficas, 2008, págs. 34
[16] Idem
[17] TAUFIC, Camilo, "Periodismo y lucha de clases", 1977, 4a edición, México, Ed. Nueva Imagen S.A., Pág. 22
[18] PACERS-Bolivia, "Medios, Poder y Democracia en Bolivia", Bolivia, Imp. Artes Gráficas Sagitario, s.f., pág. 364.
[19] PINTO, Parabá Miguel, "1970: Cuando los periodistas se enfrentaron al poder", 1a ed., La Paz-Bolivia, Ed. Malatesta, 2005, pág. 28
[20] ESPINAL, Camps Luis, "Callar es lo mismo que mentir", 2a ed., Bolivia, Imp. Creart Impresores, 2005, pág. 10
[21] SEGALES, Limachi Juan Carlos, Ensayo "Masacre a la Defensa del Agua y la Vida", 2006, pág. 23
[22] http://www.econoticiasbolivia.com
[23] MANTILLA, Cuellar Julio, "La Ch'ampa Guerra", 1a ed., Bolivia, Imp. Creativa, 2000, pág. 13.
[24] ROJAS, Ríos Cesar y PEÑARANDA, U. Raúl, "Prensa & Poder en Bolivia", 2a ed., La Paz-Bolivia, Ed. Edobol, 2004, pág. 53.

{
}
{
}

Comentarios Democracia y medios de comunicación social en bolivia

Muy bueno tu articulo. Espero que las cosas vayan a mejor

Deja tu comentario Democracia y medios de comunicación social en bolivia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre